baner-logo-ns
JUEGOS LUNES 17 ABRIL EN CAMPEONATO NACIONAL DE BEISBOL 9U......GRUPO "A": Chevo 8am Villahermosa Vs Ahome....Santini 3:30pm Liga Centauros Vs Liga Sonora y a las 6:30pm en el Chevo Navojoa Vs Tijuana......GRUPO "B": Santini 8am Talentos Vs Linces....Santini 11:00am Liga Kino Vs Liga Mazatlan y a las 6:30 en el Santini Liga Humaya Vs Tomas Oroz Gaytan......GRUPO "C": 11:00am en el Chevo Liga Unison Vs Liga Muralla....Chevo 3:30pm La Salle Vs Culiacan Recursos y a las 3:30 en el trébol Liga Olmeca Vs Naranjo
ns-radio-500

UN TEMA MUY TRILLADO

(www.navojoasports.com) 18 Enero 2015
Por: Arturo de la Mora Yocupicio
Por décadas he escuchado que el liderazgo en un tema muy importante en las organizaciones. Nada nuevo bajo el sol. Sin embargo, a pesar de ser un tema tan trillado considero que sigue siendo un aspecto que no hemos desarrollado plenamente como sociedad. En el béisbol, como muchas actividades de la vida, el liderazgo sigue (y seguirá) jugando un papel fundamental para el buen funcionamiento de los equipos. Le invito a analizar la oportunidad que tiene usted como padre de familia para moldear a los futuros líderes desde su propia casa.

Para desarrollar esa capacidad no se requiere leer muchos libros, por si eso le preocupa. Las bases del liderazgo siguen siendo las mismas desde mi humilde opinión. Mientras se resuelve la polémica referente a definir si “el líder nace o se hace”, soy un convencido de que el liderazgo se aprende.
 
¿Cómo?, a través de lo que observamos. Dice el Dr. César Lozano que el 89% de las cosas que aprendemos lo hacemos viendo. Entonces, no se requiere una gran explicación para entender algo que es evidente. Es decir, sus hijos aprenden lo que ven en usted. Otra vez, nada nuevo que no haya escuchado antes.

La credibilidad es la piedra angular del liderazgo. Si un líder pierde credibilidad degrada su imagen. ¿Y cómo pierde credibilidad un líder? Hablando específicamente del béisbol cito el ejemplo del entrenador que pide respeto a sus jugadores y los niños observan que él no respeta a los ampayers, al juego mismo, incluso ni a ellos como jugadores. El manejador exige puntualidad pero él no llega temprano y cosas por el estilo. “La gente no cree lo que no ve”, así de sencillo. Este es un precepto básico del liderazgo.

Si usted es una persona interesada en que su hijo desarrolle la capacidad de liderazgo comience usted mismo a observarse en sus actos: ¿qué hago delante de mi hijo?, ¿qué expreso?, ¿mis actos “cuadran” con mis palabras? Recuerde, aprendemos lo que vemos.

Entonces ¿dónde comenzamos a perder a nuestros pequeños líderes beisbolistas? El problema inicia cuando no corregimos aspectos básicos. Cito el ejemplo de la responsabilidad. Si usted no logra hacer responsable a su hijo en tareas “simples” no se sorprenda que cuando sea adulto tenga problemas para ejercer liderazgo en la gente con quien convive. Nadie confía en un líder irresponsable. Está claro que si usted como padre no considera importante que su hijo se convierta en un verdadero líder entonces no esperemos buenos resultados. El niño puede ir desarrollando habilidades de liderazgo en un equipo de béisbol, no descuide ese aspecto. Nos ayudará mucho como sociedad.

Pero, ¿qué podemos hacer para que resurja ese liderazgo deseado? 

Sólo se ocupa darles un buen ejemplo a los niños y guiarlos hacia “lo correcto”. Al hacer lo correcto generarán confianza en las personas que los ven desempeñarse. El respeto y la confianza son pilares del liderazgo. La primera condición para confiar en alguien es que brinde respeto. Recalco, no se puede ganar respeto si no se genera confianza.

En mi opinión, a las nuevas generaciones les ha faltado un verdadero liderazgo que los oriente en sus actos. Principalmente como padres tenemos esta responsabilidad. Nuestros futuros líderes se forman día a día gracias a los ejemplos que observan. No espere otros tiempos para empezar a corregir el rumbo. Es importante iniciar este proceso dándoles un buen ejemplo. Es decir, comencemos por lo “fácil” cuidando lo que hacemos y decimos.

Y usted, ¿ya empezó?