baner-logo-ns
JUEGOS LUNES 17 ABRIL EN CAMPEONATO NACIONAL DE BEISBOL 9U......GRUPO "A": Chevo 8am Villahermosa Vs Ahome....Santini 3:30pm Liga Centauros Vs Liga Sonora y a las 6:30pm en el Chevo Navojoa Vs Tijuana......GRUPO "B": Santini 8am Talentos Vs Linces....Santini 11:00am Liga Kino Vs Liga Mazatlan y a las 6:30 en el Santini Liga Humaya Vs Tomas Oroz Gaytan......GRUPO "C": 11:00am en el Chevo Liga Unison Vs Liga Muralla....Chevo 3:30pm La Salle Vs Culiacan Recursos y a las 3:30 en el trébol Liga Olmeca Vs Naranjo
ns-radio-500

Jose Carlos Campos

SULTANES, PERICOS, RIELEROS, BRONCOS

(www.elrinconbeisbolero.com) 13 Agosto 2015
Por: José Carlos Campos
CIERRE- Se apaga el rol regular de la temporada 2015 de la Liga Mexicana de Beisbol y hasta ayer jueves, el interés estaba en la casi segura posibilidad de que en ambas zonas habría juego de limbo eliminatorio. Es decir, juegos entre los equipos que ocuparían el cuarto y quinto lugar.

La cuestión era que la definición parecía (hasta ayer) muy complicada.

Tijuana, Laguna y Aguascalientes en la norte mientras que en la Sur estaban en el pleito Guerreros, Piratas, Pericos y si acaso, con una ligera llama encendida, Olmecas y Delfines.

Más allá de lo que resulte en los tres juegos que faltaban, el asunto deriva en el obligado análisis de un sistema de competencia emocionante, sí, pero de tal suerte permisivo que permitiría que hasta tres equipos que califiquen lo hagan con marca perdedora, es decir, que llegaran a los playoffs con más derrotas que triunfos.

Lo anterior a instancias de que ese juego eliminatorio resulte “atractivo”, “interesante” o aporte “dramatismo”. La ortodoxia beisbolera no alcanza a aplaudir semejante situación.

HISTORIAS- En una caracterización que hacemos del rol regular que hoy concluye, las historias a contarse quedan en las campañas de Sultanes, Pericos, Rieleros y Broncos, equipos todos de la zona norte.

Entendemos que haya a quienes no guste la palabra “fracaso” pero si lo tomamos como el antónimo de “triunfo”, lo de los Sultanes puede señalarse como un sonoro descalabro. Siendo uno de los equipos importantes en la LMB, su eliminación (más temprana de lo que muchos suponen) fue justa correspondencia a una campaña de sobrados oscuros a cambio de escasas luces.

Se le vino de pronto el futuro a la directiva de Sultanes, sostuvieron de más la apuesta a un presente muy raido ya para que desde ya, tengan que iniciar el proceso de transición generacional.

Lo de Pericos, en caso de concretarse su eliminación, puede resumirse como el “derecho de piso” que tuvo que pagar su nueva directiva. Contrataciones importantes (Miguel Tejada, buen ejemplo), factores externos de desequilibrio (la amenaza de mudanza) y una operación deportiva deficiente para campaña de muchos altibajos.

CABIZBAJOS- Ningún equipo sorprendió tanto durante buena parte del rol como los Rieleros de Aguascalientes, aferrados al liderato durante poco más de la mitad del torneo hasta que les llegó la noche.

Se les acabó el gas y buenas noches.

Esperanzados todavía, lo suyo queda en un club “chico” al que se le cerró el espacio de maniobra, no pudieron ampliar sus chances vía movimientos (cartera restri9ngida) y tuvieron que arriar con las mulas que les quedaron.

Lo de los fronterizos Broncos de Tamaulipas refleja las particularidades de aquellas franquicias que lejos de la estabilidad, se sostienen casi de milagro. Atadas a erarios, a esfuerzos limitados y a una operación deportiva que se frena a la hora de poder acceder a contrataciones que cuestan.

Los Broncos quedaron lejos y su eventual repunte queda sujeto a se queden o no en Tamaulipas, su directiva tenga el suficiente respaldo financiero para darle la estructura de un cuadro que pueda aspirar a más.

SALDO- Que si bien en el anterior apunte se menciona a solamente 4 equipos, queda pendiente para el análisis posterior casos como el de Olmecas de Tabasco, Delfines de Ciudad del Carmen y los Rojos del Águila de Veracruz, quienes sentimos necesitarán pasar por su propia introspección interna al acabar el rol.

Más allá de eso, termina una campaña que ha sido mezquina en cuanto a logros deportivos individuales (Japhet Amador salva algo) y que deja muy a la vista los notables desequilibrios competitivos, así la competencia haya lucido pareja.

Insistir en un draft no es arar en el vacío: esa sigue luciendo como una opción para irse construyendo desde ahora.