baner-logo-ns
JUEGOS LUNES 17 ABRIL EN CAMPEONATO NACIONAL DE BEISBOL 9U......GRUPO "A": Chevo 8am Villahermosa Vs Ahome....Santini 3:30pm Liga Centauros Vs Liga Sonora y a las 6:30pm en el Chevo Navojoa Vs Tijuana......GRUPO "B": Santini 8am Talentos Vs Linces....Santini 11:00am Liga Kino Vs Liga Mazatlan y a las 6:30 en el Santini Liga Humaya Vs Tomas Oroz Gaytan......GRUPO "C": 11:00am en el Chevo Liga Unison Vs Liga Muralla....Chevo 3:30pm La Salle Vs Culiacan Recursos y a las 3:30 en el trébol Liga Olmeca Vs Naranjo
ns-radio-500

GRACIAS MÁRQUEZ

(rincondelboxeo.com) 14 Octubre 2013

Por. Enrique Yépiz Mendívil
El día de ayer fue el tan esperado regreso al ring de Juan Manuel Márquez frente al estadounidense Timothy Bradley, después de que noqueara abismalmente en seis rounds a su eterno rival Manny Pacquiao el pasado diciembre.


Bradley saltó al estrellato después de un polémico y debatido fallo se le otorgó la victoria frente a Pacquiao, con lo que eventualmente se decidió pactar el enfrentamiento entre los dos únicos hombres que fueron capaces de vencer al filipino en los últimos ocho años: Bradley y Márquez.

 

A pesar de la diferencia abismal de sus victorias frente a Pacquiao, el combate entre Timothy Bradley y Juan Manuel Márquez se preveía como uno muy parejo en donde la velocidad y trabajo de piernas favorecía al estadounidense, mientras que la pegada estaba con el mexicano.

 

Sin embargo, quedó comprobado que en el boxeo no existe la regla de tres: Márquez noquea a Pacquiao, Pacquiao domina a Bradley aunque no le otorgan el triunfo, ¿Márquez le gana a Bradley?

Todo lo contrario: Timothy Bradley se apegó a su estrategia y con corazón puro logró hacer una mejor pelea que Juan Manuel Márquez para obtener el veredicto de los jueces a su favor en el Thomas and Mack Center de Las Vegas, Nevada.

 

 

Al arrancar el combate, Márquez parecía estar en control manteniendo buen nivel de actividad y contragolpeando efectivamente a su contrincante.

 

Del segundo en adelante, la pelea cambió completamente de giro: el mexicano decidió apostarle a golpes de poder, más que a su acostumbrado contragolpeo y redujo significativamente su nivel de actividad lo cual le permitió a Bradley dictar el ritmo de la pelea y adjudicarse los episodios venideros.

A la mitad del combate, las condiciones parecieron emparejarse un poco más después de que Márquez decidió apretar el acelerador, pero Bradley siguió sacando la mejor partes de los intercambios.

 

En el doceavo episodio, la estrategia de poder de Márquez no solo demostró que no era la apropiada esa noche, si no que Bradley la usó en su contra aterrizando una fuerte derecha al rostro del mexicano que lo puso cerca de visitar la lona.

 

Al sonar la campanada final, ambos boxeadores sabían quien había ganado: Bradley alzó los brazos, Márquez no.

 

Si bien es cierto que no tuvo el nivel de actividad que acostumbra, estoy plenamente convencido que si el mexicano no lo mantuvo fue por que su cuerpo no dio para más. ¿Qué pasó? El reloj biológico del maestro Márquez marcó un hasta aquí.

 

Las piernas no respondieron igual, su condición no dio para contragolpear lo suficiente y los embates que logró aterrizar no llevaron la potencia suficiente para lastimar a su contrincante.

 

El "Dinamita" ha tenido una carrera llena de glorias y también muchos tropiezos, pero si algo lo ha caracterizado a su carrera es que siempre ha sabido tomar la decisión correcta en el momento indicado.

 

Tras 20 años de carrera, 63 combates profesionales, campeonatos mundiales en cuatro divisiones distintas y convertirse verdugo de su némesis – Manny Pacquiao –, no se vislumbra qué otro reto le queda por alcanzar.

 

El retiro se encuentra muy cerca, no queda duda; la última palabra es de Juan Manuel y su familia.

Mientras tanto, considero oportuno el agradecer a Márquez – alguien que hasta en los últimos años pudo obtener reconocimiento del público mexicano  –  no solo por sus grandes hazañas, si no por lo difícil que ha sido el camino:

 

Gracias Márquez, por no haberte rendido tras haber sufrido una derrota en tu debut en el profesionalismo. Por tomar el riesgo de irte a los Estados Unidos teniendo tan solo ocho combates como boxeador profesional. No hubieras logrado todo lo que hiciste sin esa experiencia.

 

Gracias Márquez, por no tirar la toalla tras fracasar en tu primer intento de coronarte campeón.

 

Demostraste tu madurez al reconocer que no estabas listo. En tu segunda oportunidad para ser campeón mundial decidiste no dejar margen de error y noqueaste a tu oponente en siete rounds.

Gracias Márquez, porque después de haber ido tres veces a la lona frente a Manny Pacquiao, te pusiste de pie y diste una pelea en la cual muchos te vieron ganar.

 

Gracias Márquez, porque las disputas promocionales con Golden Boy Promotions no te enterraron y lograste subirte al barco de Top Rank.

 

Gracias Márquez, porque ante la falta de ofertas interesantes por honor decidiste ir a Indonesia a defender tu título por tan solo $30,000 dólares. Porque a pesar de perder tu título, regresaste para volver a ser campeón en los pluma y los súper pluma.

 

Gracias Márquez, porque le volviste a dar una guerra a Manny Pacquiao. A pesar de perder, regresaste para convertirte campeón mundial en los ligeros. Porque no temiste en enfrentar a Floyd Mayweather en su propio peso y bajo sus condiciones.

 

Gracias Márquez, porque volviste a enfrentar a Pacquiao por tercera ocasión en donde a pesar de no obtener el fallo, una gran mayoría te vio vencedor.

 

Gracias Márquez, por querer regresar a México y darle la oportunidad a tu gente de verte en vivo, aunque la bolsa no fuese la mejor.

 

Gracias Márquez, por no solo darnos el orgullo de vencer a Manny Pacquiao, si no de regalarnos el mejor nocaut que haya dado un mexicano en los últimos 20 años.

 

Gracias Márquez, porque a pesar que muchas ocasiones los jueces no te favorecieron, nunca perdiste la convicción de demostrar que tu eras el mejor boxeador en el ring.

 

Gracias Márquez, por ser una figura ejemplar tanto en disciplina como en tu persona. Por siempre ser congruente en tus declaraciones y respetuoso de tus rivales. Nunca una ofensa o grosería. Por darle todo a México a pesar de que nosotros te correspondimos hasta hace apenas un par de años.

 

Gracias Juan Manuel Márquez Méndez, por que el día que consideres oportuno retirarte, será para siempre recordarte como uno de los grandes.

 

Te invito a seguirme en el blog y que cada nueva entrada llegue directamente a tu correo. Da hasta abajo de la página, y registra tu dirección de correo electrónico.

 

Twitter: @YepizMendivil.